RIHONOR DE CASTILLA Y RIONOR

Hay un pueblo en la provincia de Zamora dividido en dos, por azares de la historia y de las líneas fronterizas: Rihonor de Castilla (España) – Rionor (Portugal). Para sus vecinos nunca ha habido fronteras, sus ganados han pastado en ambos lados, las aguas del río Onor baña los campos de las dos localidades, incluso en el pasado se pretendió separarlos con una cadena colocada en la carretera que impedía el paso a los coches, pero no de los españoles y portugueses que pasábamos a pie sin ningún problema.
Este verano me acerqué a visitarlos y da pena ver como poco a poco los pueblos se vacían, aunque siguen conservando la belleza que siempre han tenido.
Para ir hasta allí hay que tomar en Puebla de Sanabria la carretera que conduce a la estación, una vez pasado el pueblo de Ungilde giramos a la derecha por una carretera sinuosa y de mal firme que nos llevará a estos lugares.

Anuncios

CAÑON DEL RÍO TERA – EL PALOMBAR – PICO DEL FRAILE

He hecho en muchas ocasiones la ruta del Cañón del Tera hasta la poza de la Fervienza, denominada también como la Cueva de San Martín, pero en esta ocasión decidí añadir una variante y fue subir por el Palombar, en los planos viene como el Palomar.
La ruta se inicia en el campo de fútbol de Ribadelago Viejo, se va siguiendo gracias a los palos colocados aunque hay veces que se desaparece el camino porque la mayor parte de la ruta discurre por roca y no hay marcas.
El mayor atractivo del cañon lo constituye la cantidad de pequeñas cascadas y pozas que vamos encontrando. Una de ellas es la llamada poza de las Ninfas, no hice ninguna foto porque el río bajaba bastante seco, no había cascada y apenas agua, otra vez será.
Un poco más adelante nos encontramos con esta poza:

Más arriba hay unas cascadas que desembocan en otra poza que apenas se ve por la vegetación que la rodea pero eso no evita disfrutar del sonido del agua, aquí y durante todo el recorrido del cañón.

Dejamos el río a nuestra derecha y ascendemos con esfuerzo hasta otro lugar muy bonito con una cascada que cae en un remanso.

Antes hemos cruzado el río a la izquierda y vamos subiendo hasta que nos encontramos con una poza que está entre árboles y apartada del río, aunque se comunica con él.

Subimos por una roca y nos encontramos con el Tera, que lo habíamos perdido temporalmente, caminando por la parte derecha y viendo imágenes como ésta hasta llegar a la Fervienza.

Después del duro ascenso llegamos a la primera meta: la Fervienza o Cueva de San Martín, aunque éste nombre se le aplica más bien a la zona de la derecha, por donde baja el arroyo Cavodosos que tiene un bosque muy variado con abundantes acebos, serbales, avellanos, abedules, fresnos…

A partir de ahora el camino se complica porque nunca había seguido esta ruta y no sabía que me podía encontrar. Había preguntado a nativos de la zona y me habían asegurado que se podía realizar, pero siempre queda la duda.

Para subir por el valle del arroyo del Palombar hay que cruzar el puente.

Pasamos a la izquierda y nos encontramos con una senda que va ascendiendo poco a poco hasta lo más alto del collado. Al principio nos rodea la vegetación de la zona con robles, avellanos, fresnos, acebos y algún tejo, pero a medida que vamos subiendo desaparece hasta que quedan las escobas, brezo…

Pasamos el collado y al coronar vemos a nuestra izquierda un valle sorprendente con muchos árboles y que se corresponde con el Arroyo de los Tejos. No nos acercamos porque no había senda, por lo que continuamos en busca de la pista que recorre la sierra. Una vez localizada tomamos la dirección hacia el pico del Fraile, durante el trayecto nos desviamos un poco para ver la laguna de Cuadro.

Después de encontrarnos con dos corzos regresamos a la pista y continuamos el camino hasta las edificaciones del pico del Fraile, pudiendo admirar las vistas del lago.

Bajamos por el camino hasta el poblado de Moncabril y terminamos una ruta nueva para nosotros después de haber disfrutado del aire y el paisaje de la sierra sanabresa

LA RUTA DE LOS MONJES

El día 1 de mayo fuimos a Ribadelago para hacer la denominada “ruta de los monjes”. Esta ruta comienza en Ribadelago Viejo y termina en San Martín de Castañeda.
Dejamos el coche en Ribadelago Viejo y empezamos a andar por el camino que sale a la izquierda de las ruinas de la iglesia. Hay un cartel que nos lo indica.
Una vez que hemos llegado a los prados de Xeoane torcemos a la izquierda hasta acercarnos a un pequeño puente que nos permite cruzar un arroyo que vamos a ir encontrando durante casi todo el camino.

El camino estaba con mucha agua, había cascadas por todos los sitios pero lo mejor era el sonido continuo  por todos los rincones.

Después de caminar un rato vislumbramos el lago de Sanabria. Accedemos a
la carretera que va a la laguna de los Peces, la tomamos hacia abajo en dirección al pueblo de San Martín de Castañeda donde podremos admirar la imponente iglesia que perteneció al antiguo monasterio, al lado de ella está el Centro de Interpretación.

La vuelta la podemos hacer a la inversa por donde hemos venido o bien podemos bajar por el camino que sale después monolito a Miguel de Unamuno que nos llevará a la playa del camping del Folgoso, siguiendo la pista asfaltada nos llevará hasta la carretera que nos llevará a Ribadelago rodeando el lago.
De esta manera habremos dado una vuelta completa alrededor del lago de Sanabria.

LA LAGUNA DE LA CLARA

Esta laguna está enclavada en plena Sierra Segundera. Recibe su nombre por la transparencia de sus aguas. También se llama las lagunas de la Clara, ya que en verano sólo hay una laguna con agua, pero en el resto del año hay otras más pequeñas en los alrededores.

Para poder llegar a pie es necesario caminar unas tres horas aproximadamente.

Iniciaremos la marcha cerca del poblado de Moncabril.

El cartel está bastante deteriorado pero nos debemos fijar en los postes que nos irán indicando la ruta.

Este trayecto nos llevará cuesta arriba hasta la presa que cierra la laguna de Cárdena en unas dos horas. Durante la marcha nos encontraremos con el río Segundera y luego con el Cárdena, si bien en este caso lo oiremos pero no lo veremos. La senda al principio está muy marcada pero a medida que vayamos ascendiendo se va estrechando, en ocasiones los helechos casi nos esconden el camino pero nunca tanto que nos lleve a perdernos.

Hay la vegetación típica de la zona: escobas, robles, fresnos, abedules, algún acebo y en agosto bastantes ejemplares de serbal de los cazadores con sus bayas rojas en forma de racimos, es curioso pero muchas veces suelen estar juntos los acebos con los serbales, si bien abundan más los últimos.

Después de caminar una hora llegaremos a un lugar especial que llaman La Folgosa con unas rocas grandes rodeadas de una vegetación variada, con especies propias de lugares húmedos, donde abundan los serbales. Aquí han colocado un cartel asociando este lugar con un pasaje del Quijote, como si Cervantes se hubiese inspirado en Sanabria para escribir su gran obra. Hay un pequeño arroyo de aguas muy frías.

Seguimos la ruta y aparecemos en el cañon del río Cárdena, desde aquí podemos disfrutar de unas hermosas vistas del lago y a la vez el murmullo del agua del río:

El último tramo es duro y parece que no vamos a llegar pero ya se adivina la presa y en la otra ladera asoma un refugio de montaña.

Después de un último esfuerzo llegaremos a la base del muro y cruzaremos el río para continuar a la izquierda dirigiéndonos hacia la pista que nos conducirá hasta la siguiente etapa.

LA LAGUNA DE CÁRDENA

Ya en la pista iremos hacia la izquierda pasando por encima del muro de la presa.Aquí encontraremos otro cartel del Quijote relacionando el personaje de Cardenio con el nombre de Cárdena. ¿Quién podría imaginar a Cervantes por estos parajes para situar a don Quijote y Sancho Panza en su novela? ¿Cómo subió Rocinante?… Dejemos las fantasías y sigamos con el recorrido. 

Andaremos por la pista durante una media hora llegando al embalse de Playa. Aquí dejaremos la pista, nos acercaremos a la trasera del muro y buscaremos un lugar para cruzar al otro lado del río Segundera. A partir de aquí no hay sendas marcadas, así que nos orientaremos buscando referencias del paisaje como rocas, charcas…

 
PRESA DE PLAYA

Una vez que hemos cruzado buscaremos sendas de los animales y de excursionistas que nos irán llevando a nuestro destino. Si acertamos en la ruta en quince minutos estaremos en la laguna de la Clara. Debo aclarar que los tiempos son aproximados ya que cuando no se conoce el lugar siempre se tarda algo más.

Coronando estas rocas está la laguna, pero no avanzar campo a través ya que el brezo nos impide caminar, es preferible siempre hacerlo por encima de hierbas o arbustos pequeños. Según por donde lleguéis divisaréis la laguna de forma diferente. Tiene forma de estrella y sus brazos parece que se esconden. De todas las maneras al asomarnos la vista puede ser así:

 VISTA GENERAL

Descansaremos y repondremos fuerzas para el regreso.

Retrocedemos por donde hemos venido y llegaremos otra vez a la presa de Cárdena. Hay dos opciones:

Bajar por el mismo camino o alargar la marcha si nos sentimos con fuerzas continuando por la pista hasta el Pico el Fraile. Si optamos por esta ruta no tiene ninguna complicación. Seguimos caminando y pasamos al lado de las lagunas de la Roya, Garandones y Payón para desembocar en la edificación de los trabajadores de Endesa.

LA LAGUNA DE LA ROYA

PRESA DE GARANDONES
LA LAGUNA DEL PAYÓN
CERCANÍAS DEL PICO EL FRAILE

A partir de aquí tomaremos el camino que baja hasta la central de Moncabril. Hay trechos que podemos ir por el plano inclinado, aunque no lo aconsejo hacerlo entero porque abundan las escobas, zarzas y en algún caso rocas que se han desprendido. Para haceros una idea incluyo dos fotos:

 

Ya al final del recorrido, si hemos bajado por el plano lo dejamos y continuamos por el camino, hay mucha piedra suelta, bajaremos despacio y con asegurando la pisada, ya que las piernas están cansadas y nos pueden jugar una mala pasada y caernos o causarnos alguna lesión de tobillo.

Finalmente después de unas siete horas de nuestra salida hemos completado un recorrido muy exigente pero a la vez gratificante que espero nos sirva para repetir en otra ocasión.

 
RÍO CÁRDENA EN MONCABRIL
 

LA LAGUNA DE SOTILLO

Hay una ruta a la laguna de Sotillo que es continuación de la que conduce a la Cascada, otra ruta sale de Sotillo desde la plaza hacia arriba y se va por la ladera de enfrente a la Cascada, en ésta podemos admirar la Cascada desde otra perspectiva; una tercera ruta comienza en la parte de atrás de la plaza de Ribadelago Nuevo y ésta última es la que vamos a explicar.

Detrás de la plaza de Ribadelago Nuevo sale un camino donde hay un cartel informativo, tomaremos la senda que sale hacia la izquierda, la iniciaremos con calma porque es cuesta arriba casi todo el trayecto y hay que guardar fuerzas, mientras subimos además de ir rodeado de variedad de vegetación: robles, fresnos, serbales, acebos… hay unas vistas muy buenas del Lago de Sanabria. Después de una media hora o quizás algo más llegaremos a una pradera, seguiremos el sendero que hay en el centro que nos llevará al otro lado donde tomaremos un camino hacia arriba que seguiremos sin dejarlo para ir a buscar la laguna de Carros. Es una laguna no muy grande, situada al pie del Bubela, el monte más emblemático de esta zona.

Después de verla, retrocedemos y buscamos el camino que sube hacia la Laguna de Sotillo, está indicado con un palo, no recuerdo ahora de qué color, y nos encaminamos por la ladera hasta que van desapareciendo los robles y nos permite tener unas imágenes estupendas del Lago de Sanabria, de los dos Ribadelagos, el cañon del Tera… La primera vez que lo viví me maravilló y nunca he dejado de disfrutarlo.

Continuamos ascendiendo hasta que llegamos a lo más alto, seguimos la senda y nos cruzamos con el Cordel Sanabrés, usado por el ganado que va hacia la Sierra de Porto, un poco más adelante lo dejamos para buscar al lado del camino, pero algo escondida, la Fuente de los Gallegos, antes pasaba desapercibida pero ahora está marcada su situación con una traviesa y bajando unos metros nos encontramos con ella, ahí podemos llenar las cantimploras, pero ojo al beber porque es un agua especialmente fría.

Después de refrescarse continuamos la ruta por la senda de la izquierda, después de algunas pequeñas subidas y bajadas y después de unas dos horas de camino nos encontraremos con la laguna de Sotillo, una de las más grandes del Parque Natural.

El regreso se puede hacer por el mismo camino y con más tranquilidad ya que todo el recorrido es cuesta abajo.

Volveremos cansados pero merece la pena.

Siempre aprendiendo.

Otesania (Ote)

"Tengo mi paz"

Nature Photography

Naturaleza y Fotografía

blog descubresanabria

Siempre aprendiendo.

Con dos tacones-blog de Viajes

Blog de viaje por nuestros pueblitos bonitos. Con un pelín de humor y con mucha cara :)

Actualidad Y Ciencia

Artículos de actualidad relacionados con la ciencia.

El Rincón de Momentos

Mi visión en imágenes y letras

Apalabrando los días

Isabel F. Bernaldo de Quirós

La otra literatura

El blog de Julio Alejandre Calviño

Sartenada's photo blog / Blog de foto de Sartenada

Finland - photo stories from South to North

Los Árboles Invisibles

Los árboles en la naturaleza y la cultura

¿Tienes Hora?

Si nos preguntan la hora, no es necesario explicar el funcionamiento de un reloj - Montalleri

HEIDI EN FRANKFURT

Siempre aprendiendo.

puntadas con hilo

siempre es lo que parece

La parejita de golpe

Siempre aprendiendo.

Artesanadas

Artesanadas

Lucernarios

Espacio literario abierto a la poesía y la crítica

JACINTº

Photography, painting, travel, cycling ..... and more

LE CHEMIN DES GRANDS JARDINS

Siempre aprendiendo.

Marta Menéndez

Mis locuras y otras cosas

:: Neuriwoman ::

Siempre aprendiendo.

Asociación Fotográfica Encuadra Zamora

Somos un grupo de aficionados a la fotografía de la provincia de Zamora

Destino: La Naturaleza

Isabel F. Bernaldo de Quirós

elbesoenelespejo

Quizá estas letras no son mi primera perturbación, pero fue lo primero que consolidé para liberar la tensión de la represión que aún persiste en mi. Este blog parece un Avatar, una cosa tan extraña y tan propia, tan rechazada por las editoriales, que hizo temblar mi espíritu de escritor... Así... Sólo son cenizas. Como todo en la vida. Enérgicas cenizas!

Año 1013

Reflexiones desde al Andalus para el planeta Tierra

Jon Kepa

Oriente Medio, Irak, Iran, Israel, USA. Todo lo que queremos saber y nadie nos cuenta

Casos y Cosas

Desactualidad Aperiódica - Aleluyas de Xibeliuss

Ciudadana del Mundo

Siempre aprendiendo.

ENFOQUES

Siempre aprendiendo.

ETERNAMENTE UNIDOS

Siempre aprendiendo.

Sedimentos...

Siempre aprendiendo.

Siempre aprendiendo.

Te cuento que ...

Siempre aprendiendo.

REFLEXIONES

Siempre aprendiendo.