SENDA DE LOS MONJES EN SEPTIEMBRE

He vuelto a  hacer la ruta “la Senda de los Monjes”. La hicimos en mayo pasado y el contraste es enorme, apenas discurre el agua aunque se oye un murmullo entre la vegetación y el campo olía a otoño porque había llovido abundantemente el día anterior, a pesar de eso la belleza está ahí y hay que descubrirla, viendo como cambia el paisaje de color, volverán las lluvias, los árboles se quedaron desnudos, pero ahí seguirá el Lago de Sanabria imperturbable viendo pasar el tiempo.
Las fotos no son buenas porque la cámara no acompaña y además tenía poca batería, pero el paisaje siempre mejora las fotos y al fotógrafo..
Salimos de Ribadelago Viejo, subimos a San Martín de Castañeda, bajamos hacia el camping del Folgoso hasta la carretera que nos llevó al punto de partida. Unas tres horas aproximadamente con un día despejado y con una temperatura ideal para caminar.

CIUDAD DE CHAVES

CHAVES

Siguiendo con lugares portugueses, hemos ido a la ciudad de Chaves, construida en las márgenes del río Támega y conocida por sus termas desde la época del Imperio Romano. Se entra en Portugal por Verín (Orense) compartiendo con Chaves el mismo río.

CASTILLO

Tiene un castillo con una torre del homenaje imponente, pero no pudimos subir porque estaban en obras. El casco antiguo de la ciudad tiene bastante vitalidad, en la plaza del ayuntamiento visitamos la iglesia mayor, su interior está muy cuidado y con mucha luz, sorprenden las iglesias que hemos visto en Portugal por la limpieza y la luminosidad.
Nos acercamos a la zona de las termas a la orilla del río Támega, cruzamos el puente romano y visitamos los parques y jardines tanto en un lado del río como en el otro. Me han comentado que los portugueses son amantes de las flores y las plantas y la verdad es que esa idea se confirma al ver la abundancia de plantas en las calles.

CASAS TÍPICAS
Chaves bien se merece una visita, disfrutar de su tranquilidad, de sus calles y en especial de sus zonas verdes en los alrededores de las termas.

FOTOS DE CHAVES.

BRAGANZA – BRAGANÇA

Hacía más de 15 años que no visitaba esta ciudad portuguesa muy próxima a Puebla de Sanabria y una tarde de verano decidimos acercarnos porque nos decían que había cambiado mucho.
Para quien se acerque a Portugal y no haya estado nunca ojo con la hora portuguesa y los horarios de apertura y cierre tanto de los monumentos como de los comercios, precisamente el castillo o castelo nunca habíamos entrado porque siempre lo habíamos encontrado cerrado, por eso en esta ocasión adelantamos la hora de llegada y gracias a eso lo pudimos visitar.
La carrretera desde Puebla de Sanabria hasta Calabor, a pesar de que el firme es bueno y la están arreglando, es una sucesión continua de curvas, no aconsejable para los susceptibles de marearse. En la zona portuguesa la conducción es mejor pero no para tirar cohetes.
Al llegar a Braganza nos sorprendió el crecimiento de la ciudad en el extrarradio, acostumbrados a llegar al centro de la ciudad directamente nos despistaron las malas indicaciones y las nuevas construcciones, pero tomamos como referencia el castillo y allí aparecimos. Merece la pena subir a la torre del homenaje, las vistas de los alrededores son magníficas.
Visitamos después una iglesia llamada de Santa María situada al lado del castillo, muy cuidada, con un interior
que invita al recogimiento.
Por detrás de la iglesia se encuentra una de los edificos más singulares: la Domus Municipalis, data de la Edad Media y servía de lugar de reunión de los concejos de la época.
Posteriormente nos dirigimos al centro, lo encontramos más moderno y parecido a cualquier ciudad pequeña de España, abundancia de adornos vegetales y zonas ajardinadas.
La ciudad nos sorprendió por el cambio que ha dado, ha mejorado pero conservando el sabor de antes que quizás sea lo que en muchas ciudades españoles no se ha sabido hacer. En Portugal aún se respetan los jardines y plazas de antes, con suelos empedrados que siempre han sido así como sucede en la ciudadela pero no han hecho obras agresivas con el entorno.

 

LA CUEVA DE SAN MARTÍN

El domingo pasado, día 5 de septiembre, me he acercado a la poza conocida como La Cueva de San Martín.
Normalmente se llega desde Ribadelago Viejo subiendo por el cañón del Tera, para realizarla se necesita estar físicamente bien, pero hay gente que no reúne esas condiciones pero si las suficientes como para disfrutar de estos paisajes, por eso propongo esta ruta más sencilla.
Además del motivo anterior, debo añadir que hace unos 20 años era la ruta que tomábamos para ir a la Cueva de San Martín, entonces no había indicaciones y descubrimos estos lugares por los testimonios de los habitantes de la zona. Así que había también un componente de añoranza de las primeras caminatas con mis hijos y de la sorpresa al ir descubriendo estos paisajes maravillosos.
Comenzamos subiendo por la carretera de la Laguna de los Peces, llegando a un lugar en el que hay un pequeño un arroyo a nuestra izquierda. Aparcamos el coche a la derecha de la carretera después de una curva.

APARCAMIENTO

Cruzamos la carretera para tomar unos metros más adelante un camino que nos acerca al arroyo que debemos cruzar.

LADERA A LA QUE NOS DIRIGIMOS

PUENTE DEL ARROYO

Una vez cruzado ascendemos unos metros y tomamos una rodera muy marcada que nos irá acercando entre un bosque de robles a un valle que normalmente suele tener agua, excepto en verano.

Hace años esta zona estaba muy transitada, pero debido a que los planos de las rutas no mencionan este camino ha ido desapareciendo, lo único que quedan son sendas que si no sabes la dirección que debes tomar costará encontrar el camino correcto. También se echa de menos que los asistentes a los campamentos de verano solían ir, pero por las pocas marcas en los caminos y en los alrededores de la Cueva, me parece que ya no se va hasta allí.

Hay que tomar como referencia la roca que se divisa a lo lejos, y que tiene tiene un árbol entre las hendiduras.Sigo sin explicarme como sobreviven algunas especies entre las rocas como es el caso de los enebros.
Después hay que buscar el camino que sube de San Martín de Castañeda, que se ve claramente en la imagen posterior.

Una vez alcanzado este camino ya podemos admirar el profundo cañón por el que discurre el río Tera y a lo lejos la presa de Vega de Tera, aunque conocida con el nombre de la Presa Rota.
Iremos bajando poco a poco hasta adentrarnos en un bosque de acebos, serbales, avellanos… hasta llegar a la poza de la Cueva de San Martín.

Una vez que hemos descansado, volveremos por el mismo sitio. El regreso es más trabajoso porque nos toca subir bastante, pero tampoco es un esfuerzo que una persona un poco preparada no lo pueda hacer.
Entre la ida y la vuelta se tarda entre dos horas a dos horas y media. Se puede hacer en una mañana o en una tarde según nos convenga.
Disfruté mucho de este día, no sólo por el buen tiempo y el paisaje sino también por los recuerdos y la añoranza de las primeras caminatas por la sierra sanabresa y la sorpresa de descubrir lugares para nosotros desconocidos, ya que ir a Sanabria se reducía a ir al lago y subir a la laguna de los Peces en coche. Gracias a estas primeras marchas nos picó la curiosidad de descubrir otros muchos lugares que merecen la pena ser conocidos. Ir a la Cueva ha sido la primera ruta que hemos hecho con familiares y amigos, hoy mis hijos la hacen siempre en verano. A lo largo de los años hemos vivido situaciones variadas:
Una vez al querer volver nos encontramos el camino ocupado por las vacas, no nos quedó más remedio que subir con mis hijos por una ladera empinada, pero lo sorprendente fue que al llegar arriba apareció el vaquero arreando el ganado y dejando el camino despejado.
En otra ocasión nos pilló una tormenta, fue tan ruidosa y tan espectacular que en cuanto pudimos, salimos de allí a toda prisa. También presenciamos algún que otro fuego forestal…
No seguiré que me da morriña. Con esto ya es suficiente.

RIHONOR DE CASTILLA Y RIONOR

Hay un pueblo en la provincia de Zamora dividido en dos, por azares de la historia y de las líneas fronterizas: Rihonor de Castilla (España) – Rionor (Portugal). Para sus vecinos nunca ha habido fronteras, sus ganados han pastado en ambos lados, las aguas del río Onor baña los campos de las dos localidades, incluso en el pasado se pretendió separarlos con una cadena colocada en la carretera que impedía el paso a los coches, pero no de los españoles y portugueses que pasábamos a pie sin ningún problema.
Este verano me acerqué a visitarlos y da pena ver como poco a poco los pueblos se vacían, aunque siguen conservando la belleza que siempre han tenido.
Para ir hasta allí hay que tomar en Puebla de Sanabria la carretera que conduce a la estación, una vez pasado el pueblo de Ungilde giramos a la derecha por una carretera sinuosa y de mal firme que nos llevará a estos lugares.

CAÑON DEL RÍO TERA – EL PALOMBAR – PICO DEL FRAILE

He hecho en muchas ocasiones la ruta del Cañón del Tera hasta la poza de la Fervienza, denominada también como la Cueva de San Martín, pero en esta ocasión decidí añadir una variante y fue subir por el Palombar, en los planos viene como el Palomar.
La ruta se inicia en el campo de fútbol de Ribadelago Viejo, se va siguiendo gracias a los palos colocados aunque hay veces que se desaparece el camino porque la mayor parte de la ruta discurre por roca y no hay marcas.
El mayor atractivo del cañon lo constituye la cantidad de pequeñas cascadas y pozas que vamos encontrando. Una de ellas es la llamada poza de las Ninfas, no hice ninguna foto porque el río bajaba bastante seco, no había cascada y apenas agua, otra vez será.
Un poco más adelante nos encontramos con esta poza:

Más arriba hay unas cascadas que desembocan en otra poza que apenas se ve por la vegetación que la rodea pero eso no evita disfrutar del sonido del agua, aquí y durante todo el recorrido del cañón.

Dejamos el río a nuestra derecha y ascendemos con esfuerzo hasta otro lugar muy bonito con una cascada que cae en un remanso.

Antes hemos cruzado el río a la izquierda y vamos subiendo hasta que nos encontramos con una poza que está entre árboles y apartada del río, aunque se comunica con él.

Subimos por una roca y nos encontramos con el Tera, que lo habíamos perdido temporalmente, caminando por la parte derecha y viendo imágenes como ésta hasta llegar a la Fervienza.

Después del duro ascenso llegamos a la primera meta: la Fervienza o Cueva de San Martín, aunque éste nombre se le aplica más bien a la zona de la derecha, por donde baja el arroyo Cavodosos que tiene un bosque muy variado con abundantes acebos, serbales, avellanos, abedules, fresnos…

A partir de ahora el camino se complica porque nunca había seguido esta ruta y no sabía que me podía encontrar. Había preguntado a nativos de la zona y me habían asegurado que se podía realizar, pero siempre queda la duda.

Para subir por el valle del arroyo del Palombar hay que cruzar el puente.

Pasamos a la izquierda y nos encontramos con una senda que va ascendiendo poco a poco hasta lo más alto del collado. Al principio nos rodea la vegetación de la zona con robles, avellanos, fresnos, acebos y algún tejo, pero a medida que vamos subiendo desaparece hasta que quedan las escobas, brezo…

Pasamos el collado y al coronar vemos a nuestra izquierda un valle sorprendente con muchos árboles y que se corresponde con el Arroyo de los Tejos. No nos acercamos porque no había senda, por lo que continuamos en busca de la pista que recorre la sierra. Una vez localizada tomamos la dirección hacia el pico del Fraile, durante el trayecto nos desviamos un poco para ver la laguna de Cuadro.

Después de encontrarnos con dos corzos regresamos a la pista y continuamos el camino hasta las edificaciones del pico del Fraile, pudiendo admirar las vistas del lago.

Bajamos por el camino hasta el poblado de Moncabril y terminamos una ruta nueva para nosotros después de haber disfrutado del aire y el paisaje de la sierra sanabresa

LA RUTA DE LOS MONJES

El día 1 de mayo fuimos a Ribadelago para hacer la denominada “ruta de los monjes”. Esta ruta comienza en Ribadelago Viejo y termina en San Martín de Castañeda.
Dejamos el coche en Ribadelago Viejo y empezamos a andar por el camino que sale a la izquierda de las ruinas de la iglesia. Hay un cartel que nos lo indica.
Una vez que hemos llegado a los prados de Xeoane torcemos a la izquierda hasta acercarnos a un pequeño puente que nos permite cruzar un arroyo que vamos a ir encontrando durante casi todo el camino.

El camino estaba con mucha agua, había cascadas por todos los sitios pero lo mejor era el sonido continuo  por todos los rincones.

Después de caminar un rato vislumbramos el lago de Sanabria. Accedemos a
la carretera que va a la laguna de los Peces, la tomamos hacia abajo en dirección al pueblo de San Martín de Castañeda donde podremos admirar la imponente iglesia que perteneció al antiguo monasterio, al lado de ella está el Centro de Interpretación.

La vuelta la podemos hacer a la inversa por donde hemos venido o bien podemos bajar por el camino que sale después monolito a Miguel de Unamuno que nos llevará a la playa del camping del Folgoso, siguiendo la pista asfaltada nos llevará hasta la carretera que nos llevará a Ribadelago rodeando el lago.
De esta manera habremos dado una vuelta completa alrededor del lago de Sanabria.

Siempre aprendiendo.

Otesania (Ote)

"Tengo mi paz"

Nature Photography

Naturaleza y Fotografía

blog descubresanabria

Siempre aprendiendo.

Misecretosdehoy

Qué bonita la vida.

Bitácoras de luna

Todos somos luna...Tenemos dos caras. Somos nosotros mismos. Subsistimos en dos tiempos. Como ella; morimos cada día para resucitar cada noche entre sueños.

Con dos tacones-blog de Viajes

Blog de viaje por nuestros pueblitos bonitos. Con un pelín de humor y con mucha cara :)

Actualidad Y Ciencia

Artículos de actualidad relacionados con la ciencia.

El Rincón de Momentos

Mi visión en imágenes y letras

Apalabrando los días

Isabel F. Bernaldo de Quirós

La otra literatura

El blog de Julio Alejandre Calviño

Papi Poppins

Paternidad a los 40

Sartenada's photo blog / Blog de foto de Sartenada

Finland - photo stories from South to North

Los Árboles Invisibles

Los árboles en la naturaleza y la cultura

¿Tienes Hora?

Si nos preguntan la hora, no es necesario explicar el funcionamiento de un reloj - Montalleri

Pueblos de Sayago

Viaja a la comarca de sayago, en Zamora

COMO HEIDI EN FRANKFURT

Siempre aprendiendo.

puntadas con hilo

siempre es lo que parece

La parejita de golpe

Siempre aprendiendo.

Artesanadas

Artesanadas

Lucernarios

Espacio literario abierto a la poesía y la crítica

JACINTº

Photography, painting, travel, cycling ..... and more

LE CHEMIN DES GRANDS JARDINS

Siempre aprendiendo.

hoynosvamosa.com

Un recorrido visual por diferentes rincones del mundo

Marta Menéndez

Mis locuras y otras cosas

:: Neuriwoman ::

Siempre aprendiendo.

Asociación Fotográfica Encuadra Zamora

Somos un grupo de aficionados a la fotografía de la provincia de Zamora

Destino: La Naturaleza

Isabel F. Bernaldo de Quirós

elbesoenelespejo

Quizá estas letras no son mi primera perturbación, pero fue lo primero que consolidé para liberar la tensión de la represión que aún persiste en mi. Este blog parece un Avatar, una cosa tan extraña y tan propia, tan rechazada por las editoriales, que hizo temblar mi espíritu de escritor... Así... Sólo son cenizas. Como todo en la vida. Enérgicas cenizas!

Año 1013

Reflexiones desde al Andalus para el planeta Tierra

Jon Kepa

Oriente Medio, Irak, Iran, Israel, USA. Todo lo que queremos saber y nadie nos cuenta

Casos y Cosas

Desactualidad Aperiódica - Aleluyas de Xibeliuss