DÍA DE NIEBLA

Zamora es una ciudad con muchos días de niebla en el invierno. Si se mantiene en el tiempo y bajan las temperaturas, se produce un fenómeno llamado cencellada, que consiste en que cae hielo y da lugar a un paisaje blanco.

Cencellada.

fullsizeoutput_3604
PARQUE DECORADO

Viendo desde la ventana este panorama no dan ganas de salir de casa, pero nos ponemos varias capas de ropa y nos lanzamos a la calle.

camino
CAMINO

Caminando con ritmo el cuerpo va entrando en calor y de esa manera nos permite ver el paisaje blanco envuelto en la niebla.

bosque
BOSQUE
fullsizeoutput_360b
GENTE EN EL CAMINO

Aunque parezca mentira, había más gente paseando.

fullsizeoutput_360d
AMIGOS

Tobi se encontró con su amiga Lua y jugando se olvidaron del frío.

azor
AZOR

Nos encontramos con un joven que había sacado a su joven azor.

comiendo20el20azor
COMIDA DEL AZOR
el20azor20y20su20duec3b1o
EL AZOR Y SU DUEÑO

Hacía frío, había niebla, pero nos seguimos encontrando con gente. Si en Zamora no se saliera por esa razón, muchos días de invierno no saldríamos a la calle.

gente20entre20la20niebla
GENTE ENTRE LA NIEBLA
hojas20de20encina20heladas
HOJAS DE ENCINA
planta20helada1
PLANTA CONGELADA

El causante de esto es el río Duero, que atrae la humedad, pero que luce así de bien cuando está despejado.

anochecer20en20el20rc38do20duero
ANOCHECER EN EL DUERO
Anuncios

27 comentarios en “DÍA DE NIEBLA

  1. Unas fotografías preciosas aunque se siente el frío solo con verlas. A mi , tal vez porque vivo en la costa del Mediterráneo, me resulta un paisaje inquietante, misterioso y sumamente hermoso.
    Un abrazo Valverde

    Me gusta

  2. Mi amigo Antonio, que también vive en Zamora, y que también te sigue por facebook, ya me había hablado de este curioso fenómeno. Un paisaje invernal muy especial que da una sensación enorme de frío pero de una innegable belleza.
    Un saludo.

    Me gusta

  3. Se a gente deixar se levar pelo tempo fora de casa, ficamos estagnados, vazios por dentro… ainda bem que vocês resolveram sair… fotografias maravilhosas, Valverde!
    Feliz semana!
    Um beijo

    Me gusta

    1. Pues Soria yo tampoco la conozco. Estamos lejos, y me pasa lo que a ti, es la única ciudad que no conozco. Mi hijo ha estado en dos ocasiones y le gusta mucho el paisaje, además con la suerte de que estuvo en unos días en Navidades y allí hacía sol y aquí teníamos niebla. El Duero ahí todavía es pequeño, según me dijo, y no provoca estos fenómenos meteorológicos.
      Gracias, por comentar. A ver si conseguimos conocer tanto una como otra.

      Le gusta a 1 persona

      1. Aquí las nieblas no son frecuentes. Las heladas no fallan, pero son muy secas….así que frío pero del de abrigarse, no el de niebla que se te mete hasta en los huesos! Me encanta conocer gente de alguna manera tan cercana. Buenas noches!

        Le gusta a 1 persona

  4. Felíz año 2017, en primer lugar ! y ahora, al tema…qué precioso reportaje, Segundo. Estoy absorta mirando las fotos porque son una maravillosa representación de este frío castellano que yo también siento y padezco.Estoy contenta de reencontrarte de nuevo porque tus reportajes son fantásticos. Abrazos.

    Me gusta

    1. Gracias, Elena, me alegra tu comentario. Es cierto que he tenido unas Navidades muy “entretenidas” por diversos motivos y no me prodigado mucho en las redes, espero volver a una cierta normalidad. Así es Zamora en invierno, esto que ves es bastante habitual, muchos días seguidos sin ver el sol y sales a veinte o treinta kilómetros y desaparece la niebla. Es el tributo a nuestro padre Duero.
      Un abrazo muy grande y feliz año.

      Me gusta

  5. La sensación de tener en el puño un azor, gerifalte, búho real o cualquier tipo de rapaz, que te mire antes de lanzarla al aire y verla volar es algo que si no se ha tenido la suerte de hacerlo, no se puede explicar con palabras. No me extraña que la cetrería se llame altanería porque es así como uno se siente… y como las aves te miran.
    Por cierto, vaya cencelladas.
    Salu2

    Me gusta

  6. Preciosas fotos que me trasladan a mi infancia y juventud cuando como zamorana y sanabresa vivía ahí. ¡¡ Cuánto echo de menos todas esas cosas !! . Como los carámbanos colgando de los tejados….Donde vivo ahora al lado de la playa, no tenemos nada de eso. Claro tenemos otras cosas, pero los recuerdos de infancia y juventud son esos de tus fotos. Preciosos.

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s