¡Que lean lo que quieran! | Pablo Poó Gallardo

Todos los docentes y maestros queremos que los niños lean, pero cometemos dos errores importantes: los docentes imponiendo una lectura obligatoria para todos la misma y el famoso resumen de lo leído y los padres queriendo que lean lo que nosotros leímos y nos gustó. Este artículo nos puede ayudar ayudar a cómo intervenir en la lectura de los niños.

No se puede obligar a veinticinco alumnos a leer el mismo título porque cada uno de ellos tiene gustos particulares, personales y distintos. Nos bombardean a diario con la “atención a la diversidad”, pero cuando llega la hora de enganchar a nuestros escolares al hábito lector nos la pasamos por el forro, lo vestimos de obligación y, como guinda, lo hacemos pasar debajo de la escalera del examen.

Origen: ¡Que lean lo que quieran! | Pablo Poó Gallardo

16 pensamientos en “¡Que lean lo que quieran! | Pablo Poó Gallardo”

  1. El artículo es interesante y me siento identificadísima con el amor por Axterix y con lo que dice del cine y tener que acompañar a los niños. Bien mientras ven animación tipo Toy Sory o ice age… y mal casi siempre después. Como con las series de tv para adolescentes que me dan ganas de suicidarme y han hecho que de pronto le tenga tanto cariño a Bob Esponja, al que odiaba con toda mi alma hasta hace ná…

    Sobre la lectura para mi lo mejor lo escribió el profesor Daniel Pennac en “Como una novela”. Todos los maestros deberían leerlo aunque eso contravendría el decálogo del lector del profesor Pennac cuyo primer derecho es, precisamente, el derecho a no leer jamás🙂

    Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    1. Acabo de leer una reseña sobre Daniel Penca y su libro “Como una novela”. Difícil resulta para cualquier profesor conseguir crear un ambiente lector en su aula y a la vez conseguir que lean los libros obligados, hay que buscar estrategias y formas que impliquen a los niños. Igual que Daniel Penca, recuerdo que a los preadolescentes de séptimo y octavo de E.G.B. les resultaba complicado leer, empezaba a cambiar su personalidad y tenían otros intereses. Comencé a leer en clase todos los días durante unos 10 o 15 minutos el libro de “Rebeldes” de Susan E. Hinton, cuando quedaban pocas páginas me pedían que leyera durante toda la clase, se habían enganchado y me ayudó a trabajar mejor la lectura. El adulto debe ser un buen lector sino no hay convencimiento en las propuestas.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Me gusta

    1. Por eso la importancia de dejarles leer lo que les interesa, aunque no encajen con nuestros gustos o con los que pensamos que son apropiados para su edad, además algunos leen historietas, otros libros de automóviles, animales, etc…
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Muy interesante artículo. Y, en mi modesta opinión, acierta en muchos de sus planteamientos.
    Este año en el cole de mi hijo – cole que tú conoces bien🙂 – han hecho algo parecido: les han mandado leer tres libros para la primera evaluación, los que ellos quieran (como Pablo, la maestra se reserva el derecho de no aceptar alguna elección: es primaria). Y parece que funciona: no diré que el chaval se abalanza sobre el libro al llegar a casa, pero sí que disfruta con lo que lee, y eso es lo importante ahora.
    Abrazos, Valverde

    Me gusta

    1. Exacto, es un buen planteamiento. Leer dos o tres libros al trimestre, los que ellos quieran y además que lean en clase todos los días, se crea un clima especial que favorece la concentración, tanta que a veces no quieren empezar la clase.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. No soy docente así que mi opinión no es tan precisa como la tuya. Estoy de acuerdo en muchos de los planteamientos de Pablo y también en lo que apunta Cayetano. El amor a la lectura puede surgir de “Los cinco” de ” Guillermo Brown o de Harry Potter, lo importante es inculcarles ese deseo de imaginar y de vivir historias y aventuras a través de los libros. Si se plantan esas semillas se acaba recogiendo amor por la lectura.
    Un abrazo Valverde

    Me gusta

  4. En nuestro cole los llevan a la biblioteca y cada uno elige el que quiere. Así si están en plan pasota y cogen el primero que pillan y luego no les gusta, al siguiente se espabilan y ya se leen de que va el libro antes de elegirlo. Así fomentan la lectura. Todavía me acuerdo cuando iba yo al cole y a media clase nos tocó un libro obligatorio que era un rollo y a los demás uno que nos gustaba a todos. Todavía se me atraganto más el libro, qué mal lo pasé!

    Le gusta a 1 persona

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s