Eucaliptos: La desaparición del bosque atlántico. ¡Emergencia!

Interesante entrada sobre el eucalipto, un árbol de origen australiano, que ha colonizado el norte de España y buena parte de Portugal debido a los intereses económicos de la industria papelera con la complacencia de las autoridades de estos lugares. Es importante dar publicidad a este asunto, ya que nos jugamos la existencia de la especies autóctonas adaptados a estos climas y estos lugares.

La mirada del mendigo

Muniellos

Sin ánimo de ser tedioso, permitidme que os presente las especies de gran porte del bosque atlántico. Su base es el género Quercus, principalmente el milenario roble, árbol sagrado para los pueblos celtas, bajo el cual se oficiaban las ceremonias. En las áreas de transición, se alterna con otros hermanos y primos: la vetusta encina, el rechoncho alcornoque (el árbol mejor adaptado a la piromanía galaica) y otros robles de menos porte: el carrasco y el cerquiño. En la zona oriental, a partir de cierta altura, reina otro árbol legendario: el haya que, con el arce, bañan de colores el otoño. En las zonas más umbrosas queda un fósil viviente, de cuando en el Terciario la temperatura era más templada y húmeda: el tejo. En las riberas de los ríos, alisos, avellanos, chopos y varios tipos de sauces conducen el río protegiendo su curso. En nuestra tierra crece también un árbol…

Ver la entrada original 2.944 palabras más

12 pensamientos en “Eucaliptos: La desaparición del bosque atlántico. ¡Emergencia!”

  1. No quiero ni imaginar que llegue a desaparecer el roble. Es uno de mis favoritos. Pero no sabía que el origen del eucalipto que nos coloniza sea australiano. Qué cosas. Y qué extraño parece que se haya adaptado tanto.

    Buenas noches

    Bisous

    Me gusta

  2. Un gran trabajo: detallado, con datos incontestables y contado de la mejor manera posible.
    Viajé hace unos meses a la costa norte de Portugal y la proliferación del eucalipto allí es salvaje, diría que incluso mayor que en nuestro norte.
    Abrazos, Valverde

    Me gusta

  3. Em Penedo, onde já vivi por alguns anos, também foi introduzido o eucalipto pela colônia finlandesa que se instalou no lugar. A princípio pareceu precioso, mas com o tempo é que se viu o quanto uma espécie pode modificar um ambiente natural.
    Uma bela reportagem… um beijo.

    Me gusta

  4. Lamentable la introducción de esta especie. Un especie grandísima consumidora de agua, cuyas raíces en busca del liquido elemento son capaces de invadir las cañerías en busca del agua; y una especie empobrecedora de los suelos. Y todo en perjuicio de las especies autóctonas.
    Un saludo.

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s