PLAZA DE MARÍA PITA

He visitado La Coruña o A Coruña, como se quiera decir, el fin de semana pasado. Es una ciudad muy interesante porque disfrutas del mar y de la ciudad; la zona antigua conserva el encanto de una población que conserva sus monumentos y sus viviendas están habitadas, algo que no sucede en otras, que más que ciudades con vida parecen museos, con edificios artísticos pero con casas en ruinas o deshabitadas.

No voy a enumerar los lugares que merecen ser vistos o visitados, pero hacer mención a algunos que me han llamado la atención por uno u otro motivo. En este caso se encuentra la plaza de María Pita, que es la plaza mayor de la ciudad. Rodeada de soportales, sus edificios nos muestran las galerías acristaladas propias de la ciudad. En ella destaca el imponente edificio del ayuntamiento. En el centro hay un pedestal donde se encuentra María Pita con una lanza y a sus pies se ve un soldado con armadura y un cañón.

Había oído hablar de esta mujer pero no tenía datos ciertos, así que busqué información y la encontré en la wikipedia:

“El 3 de mayo de 1589 las tropas inglesas, habiendo cercado la ciudad de La Coruña, abrieron una brecha en la muralla y comenzaron el asalto de la ciudad vieja, dirigidas por un alférez que, con la bandera de la resistencia en mano, logró subir a la parte más alta de la muralla. María Pita mató al alférez inglés. No se sabe realmente con qué arma se llevó a cabo la muerte del alférez; hay quien dice que con la espada del marido difunto de María Pita (su segundo esposo Gregorio de Recamonde, muerto en ese mismo asalto inglés); otros que con cuchillos de su negocio personal; otros que con arma de fuego. La tradición dice que este hecho se llevó a cabo al grito (en gallego) de “Quen teña honra, que me siga” (que en castellano significa: “quien tenga honra que me siga”) y que esto desmoralizó a la tropa inglesa, compuesta por 12.000 efectivos, y provocó su retirada. Una vez acabada la batalla, ayudó a recoger los cadáveres y a cuidar de los heridos. Junto con María Pita, otras mujeres de La Coruña ayudaron a defender la ciudad; está documentado el caso de Inés de Ben, que fue herida en la batalla.

Estuvo casada cuatro veces y tuvo cuatro hijos. Al enviudar por última vez, el rey Felipe II le concedió una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal”.

Con este arrojo y esta valentía, no resulta nada extraño que la ciudad de la Coruña le dedique una plaza y de esta manera recompense a esta mujer que ayudó a salvar a la ciudad de la invasión de los ingleses.
AYUNTAMIENTO DE LA CORUÑA

16 pensamientos en “PLAZA DE MARÍA PITA”

  1. Muy valiente Dª María, debió ser una mujer adelantada a su tiempo. Salvar su ciudad del asalto de los ingleses, casarse cuatro veces y además conseguir del rey una pensión y un permiso de exportación de mulas. Todo un ejemplo de autosuficiencia.
    Un abrazo Valverde ( parece que ya consigo entrar en tu blog aunque el proceso es lento)

    Me gusta

  2. Una mujer digna de figurar en una de nuestras antologías sobre personajes femeninos, desde luego. Una auténtica muher de leyenda.
    Observo un radical cambio de look por aquí. Resulta mucho más luminoso.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    Me gusta

  3. Estuve en Coruña hace años, cuando acabé la carrera. Digamos que el viaje a Galicia fue una forma de celebrar el fin de tantos años de estudio (qué lejos estaba de adivinar que no habían acabado, entre otras cosas porque comencé después a estudiar otras materias). Recuerdo una foto en ese lugar, con un día desapacible y lluvioso, tan propio de las tierras del norte. Y aun con todo la plaza lucía en todo su esplendor, blanca y diáfana, alegre.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

  4. Es típico de gente como yo, ver estatuas en plazas o jardines y no reparar en su historia después. Me suelo conformar con leer la placa que lo explica de manera demasiado breve, sin hacer hincapié en otras cosas igual de importantes. De todos modos, como estás tú y tienes esa santa paciencia para rebuscar datos, pues es de agradecer que nos metas algo de historia para que no todo en mi sea silvestrismo (es broma). Es una historia muy merecida para el tan olvidado y poco reconocido género femenino, tan importante en la historia de la humanidad.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s