MONSANTO, LA ALDEA ENTRE ROCAS

TEJADO DE PIEDRA

Un amigo me comentó que si iba a Lisboa no podía dejar de visitar una aldea increíble, que tiene sus casas construidas entre las rocas, adaptadas a la forma de las piedras. Al regresar nos desviamos para visitar Monsanto.

LISBOA - MONSANTO

Nuestra primera impresión fue de admiración al contemplar esta localidad, considerada por los portugueses como la aldea más portuguesa de Portugal.

Monsanto está encaramado en una ladera, todo en el entorno es roca y más roca, y arriba un castillo vigilante con un pasado templario.

A pesar de ser una aldea tiene mucha historia detrás:

Los vestigios de la presencia humana más antigua hallados en este lugar datan del paleolítico. La arqueología ha demostrado que, posteriormente, la zona fue habitada por los romanos, los visigodos y los árabes.

Los moros fueron derrotados por D. Afonso Henriques. En 1165, el poblado fue donado a la Orden de los Templarios, quienes a las órdenes del cruzado y fraile templario Gualdim Pais construyeron el Castillo de Monsanto. 

En 1308, el Rey D. Dinis dio Carta de feira y, en 1510, sería el Rey D. Manuel I quien otorgaría Carta foral y concedería a la aldea la categoría de villa.

A mediados del siglo XVII, Luis de Haro, ministro del rey Felipe IV de España, intenta cercar Monsanto, sin éxito.

En el siglo XVIII, el Duque Berwik también cerca Monsanto, pero el ejército portugués comandado por el Marqués de Mina derrota al invasor francés en los difíciles escarpes que se yerguen hasta el Castillo.

Un grave accidente en el siglo XIX destruyó su Castillo medieval, por la explosión del almacén de municiones.

Hace décadas, Monsanto de volvió popularmente conocida como “a aldea mas portuguesa de Portugal” tras ganar un concurso organizado por la Secretaría Nacional de Información en 1938, exhibiendo el Gallo de Plata, un singular trofeo cuya réplica permanece hasta en la cima de la Torre del Reloj o de San Lucas.

Fuente del fragmento: http://www.monsantoportugal.com.

Pero para conocer Monsanto sobran las palabras y mandan las imágenes.

18 pensamientos en “MONSANTO, LA ALDEA ENTRE ROCAS”

  1. Y tanto que mandan las imagenes.Había visto fotos de este lugar hace ya tiempo, en una de esas presentaciones que llegan al correo, tus fotos superan en belleza las que vi.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Creo que merecía la pena contarlo, porque Monsanto queda fuera de las rutas y carreteras principales. De esta manera, si alguien está interesado y coincide que viaja a Portugal le puede ayudar a hacerse una idea.
      Si no hay esa oportunidad al menos viajamos virtualmente.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. No sé quién demonios me enseñó hace tiempo fotos de este pequeño pueblo portugués… El caso es que me llamó poderosamente la atención la simbiosis entre las casas y la roca, los hombres y la montaña, fusionándose en uno cual si de una misma materia se tratara. No lo conozco, pero un día pienso pasarme por allí.
    Feliz año 2015.
    Un saludo

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s