LISBOA, PUERTA DE ENTRADA A PORTUGAL

Puerta en Lisboa en el barrio de Alfama
Puerta en Lisboa en el barrio de Alfama

Lisboa es una ciudad cosmopolita, ejemplo de cruce de culturas, consecuencia de sus lazos con África, América y Asia. Puerta de entrada de viajeros.

PERROS FELICES

Caminando por sus calles nos permite conocer la ciudad, sus barrios, sus avenidas y sus gentes. Conservan tranvías como el 28, que parece un milagro que funcione, junto con otros modernos como el 15 que conduce a Belem. Barrios con estructura medieval y otros modernos, propios de cualquier ciudad europea. Gentes que viven de la mendicidad, emigrantes que venden todo tipo de baratijas y tiendas modernas en grandes zonas comerciales. Pero empecemos por el principio. ¿Cómo llegar a Lisboa?

Existe un problema con algunas autopistas, ya que no hay unos peajes con barreras sino que se pasan por unos arcos electrónicos. En nuestro caso íbamos a pasar tres días así que escogimos una modalidad que consiste en pagar desde la página de Correos de Portugal la cantidad de 20,74 €, que permite circular por las autopistas sin ningún problema. Si se quiere usar este sistema se puede pinchar AQUÍ. También hay unas cabinas al comienzo de las autopistas donde se puede pagar. Hay que estar atentos porque están fuera de la carretera y hay que apartarse para realizar la operación.

Entramos en Portugal por el paso fronterizo de Fuentes de Oñoro (Salamanca) y desde aquí tomamos una autopista que nos conducirá hasta Lisboa.

Ruinas del convento gótico de los carmelitas que fue destruido por el terremoto.
Ruinas del convento gótico de los carmelitas que fue destruido por el terremoto.

Lisboa fue sacudida por un formidable terremoto el 1 de noviembre de 1755, seguido de un maremoto y de numerosos incendios. Murieron entre 60.000 a 100.000 personas. El marqués de Pombal, entonces primer ministro de Portugal, consiguió recuperar la ciudad de este cataclismo y mandó construir  grandes plazas y avenidas, resistentes a los terremotos. A esta nueva zona de la ciudad se le conoce como La Baixa Pamplina, y un ejemplo de ello es la calle Augusta, impresionante avenida muy concurrida y zona comercial de Lisboa.

Calle comercial que conduce a la plaza del Comercio.
Calle comercial que conduce a la plaza del Comercio.

Para recorrer Lisboa hay que tener buenas piernas o utilizar medios de transportes como los tranvías, que parece mentira que pueden funcionar, pero ahí están y además sirven de reclamo turístico. El famoso 28 es el que nos conduce al barrio de la Alfama, un barrio situado en lo alto de Lisboa con unas vistas espléndidas.

TRANVÍA 28

 

Está plagado de turistas y de vendedores de baratijas, casi todos emigrantes africanos. Nada más bajarnos del tranvía en los miradores de Portas do Sol te ves rodeado por estos vendedores que una vez enterados que éramos españoles cantaban alabanzas de nuestro país, incluso un africano negro como el tizón decía que era catalán.

DESDE EL MIRADOR DEL BARRIO DE ALFAMA

Pasear por este barrio es conocer Portugal, tiene unas calles estrechas, con viviendas como las de un barrio cualquiera, pero sin olvidar que estamos en Lisboa y que la tranquilidad se ve alterada por las oleadas de turistas que copamos las calles. Sus miradores nos permiten conocer Lisboa desde lo alto. Lisboa está llena de miradores y de barrios típicos situados en las alturas, como el barrio Alto o el Chiado.

Fue diseñado por un discípulo de Eiffel para subir hasta el barrio Alto.
Fue diseñado por un discípulo de Eiffel para subir hasta el barrio Alto.

Para acceder al barrio Alto se construyó el ascensor de Santa Justa, cuyo artífice fue un discípulo de Eiffel. En un mirador situado en la plaza de Santa Catarina y al lado del Museo de la Farmacia hay una estatua imponente del monstruo Adamaster, ser imaginado por  Luiz de Camoes en su obra ” Os Lusíadas”. El monstruo intenta devorar a Vasco de Gama y es el símbolo de los peligros a los que se enfrentaron los descubridores.

Monstruo creado por la imaginación de Luiz de Camoes, simbolizando los peligros de los descubridores.
Monstruo creado por la imaginación de Luiz de Camoes, simbolizando los peligros de los descubridores.

En la parte baja de la ciudad hay plazas impresionantes en las que nunca falta una escultura a algún personaje importante de la historia de Portugal: La plaza de Martim Moniz, la plaza del Rossio, la plaza de Figueira y la impresionante plaza del Comercio con una estatua ecuestre del rey José I y el Arco Triunfal de la rúa Augusta. Esta plaza está abierta hacia el mar, ya que era la puerta para los barcos mercantes al llegar a Lisboa. Por último, la plaza del marqués de Pombal, como reconocimiento a su labor de reconstrucción de la ciudad de Lisboa.

Viviendo el fado en una tasca de Lisboa.
Viviendo el fado en una tasca de Lisboa.

No quiero olvidarme de las tabernas o tascas portuguesas, donde se puede comer de maravilla y a un precio asequible o también asistir en la tasca do Jaime a la interpretación de unos fados, en un ambiente popular, en una taberna sin turistas, salvo un suizo que no hacía más que afirmar que aquello era lo auténtico y que él siempre volvía, porque aquí se cantaba y se sentía el fado como en ningún lugar.

CASTILLO DE SAN JORGE

Como protegiendo la ciudad se alza en lo alto el castillo de San Jorge. Controla todos los puntos de la ciudad y desde allí se divisa todo lo que se acerca por el mar.

CALLE DEL BARRIO ALTO

Para terminar expresar un deseo: Lisboa, Portugal, volveremos.

Y un vídeo con música que hemos escuchado en Lisboa.
 

Postdata: He aprovechado estos días para terminar de elaborar esta entrada que tenía pendiente, dedicada a los acompañantes en este viaje, con los que pasamos unos días maravillosos y que no olvidaremos con facilidad.

30 pensamientos en “LISBOA, PUERTA DE ENTRADA A PORTUGAL”

  1. Es una ciudad con un encanto especial. El tiempo va como más lento que en otras ciudades. Parece que los lisboetas no tienen prisa, tampoco se esmeran en reparar los viejos edificios comidos por la contaminación urbana. Es esa dulzura de la decadencia romántica impregnada por el fado y la brisa del Atlántico.

    Me gusta

  2. Un precioso recorrido por Lisboa. Debo reconocer que cuando estuve en ella no supe disfrutarla tanto como parece que lo has hecho tú. Tal vez fue porque llovió intensamente durante todo el día y durante todos los días que permanecí en Lisboa. Mi recuerdo de sus calles va siempre unido a un paraguas y al viento que se lo llevaba y que me dejaba empapada. Tengo que volver e intentar verla con otros ojos.

    Saludos

    Me gusta

  3. Tengo unas ganas locas de visitar la capital portuguesa, pues, a pesar de conocer Coimbra o Elvas, entre otras, el viaje a Lisboa lo voy posponiendo para un momento especial. Desde Salamanca, y si no queremos llevar coche, lo tenemos un poco difícil porque sólo podemos coger un tren nocturno que llega allí a las 7 de la mañana. En fin, algún día será.
    Un saludo

    Me gusta

  4. Una de mis ciudades favoritas: llena de vida desde la tasca más humilde hasta la estatua más megalómana (que las tiene, y muchas)
    Un gran retrato: dan ganas de hacer la maleta ya mismo.

    Me gusta

    1. Desde luego tiene el encanto que dices, grandes plazas, estatuas imponentes en ellas y luego esos barrios recónditos, con cuestas y calles estrechas y unas tascas que en España han desaparecido pero que allí tienen un atractivo especial.
      Un abrazo.

      Me gusta

  5. Es una ciudad a la que he ido muchísimas veces, la adoro, tiene ese sabor a otro tiempo y ahora, nos se como explicarlo tal vez podríamos decir que tiene esa belleza decadente que embruja. Para un fotógrafo o aficionado es magnífica pues te puedes hartar…, en fin que me gusta mucho como se notará

    Ahora voy a aprovechar para desearte que tengas unas felices fiestas que aunque yo no sea amante de ellas pues eso no quita para desear lo mejor a los demás

    Un abrazo

    Me gusta

  6. Un genial reportaje sobre el país vecino.
    “La Navidad forma parte de esa niñez que conservamos en nuestro corazón, y que renovamos cada año aunque sea en secreto” Katy
    Felices fiestas junto a los tuyos. Un cálido abrazo navideño

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s