CAMINATA HASTA LA LAGUNA DE LA CLARA

La ruta de la laguna de la Clara ya la expliqué en esta entrada:
LA RUTA DE LA LAGUNA DE LA CLARA, con la hoy espero poder ayudar a quien pretenda hacerla y sepa lo se va a encontrar.
El viernes, mi mujer y yo decidimos ir a la laguna de la Clara, yo hacía dos años que no iba pero ella no había vuelto desde hace unos diez aproximadamente.
Para nosotros esta laguna tiene un atractivo especial, tiene aguas transparentes, de ahí su nombre, y está bastante escondida, no hay sendas ni caminos que indiquen cómo se va, por ello hay que guiarse por la intuición y porque alguien previamente te ha llevado hasta allí.
Se inicia la ruta antes de llegar al poblado de Moncabril donde está la central eléctrica. La temperatura era muy agradable y soplaba un viento fresco que aliviaba el esfuerzo de la primera subida.
Al principio se comienza por un camino de piedra al lado del río Segundera para luego ir hacia el río Cárdena. 
Río Segundera

Aquí cambia el camino y la piedra desaparece, convirtiéndose en tierra; nuestros pies lo agradecen. Así será toda la subida hasta la laguna de Cárdena, alternándose uno u otro tipo de suelo. Como ya he indicado en otras ocasiones, el río Cárdena no se ve porque está oculto entre la vegetación pero sí se le oye.
Poco después dejamos de oír el murmullo del río Cárdena y entramos en una zona espectacular con un bosque de robles y helechos tan altos que pueden llegar a tapar a una persona. Nosotros solemos llamar a este paraje el Valle de los Helechos.
Valle de los Helechos
Después de una hora de caminar llegamos a una roca que domina el valle y que ofrece unas vistas espectaculares. Dejamos las mochilas y descansamos un poco porque nos queda subir la parte más más exigente.



Continuamos la marcha y llegamos a La Folgosa, un lugar diferente, con vegetación variada, un arroyo que corre entre las rocas y con flores muy pequeñas, como ocurre en toda esta zona, pero muy bellas. Los serbales ya tienen fruto.

Serbal de los cazadores

Dejamos atrás la Folgosa y volvemos a encontrarnos con el río Cárdena que ya no abandonaremos.
Después de casi dos horas finalmente llegamos arriba y poco antes de llegar a la laguna-presa de Cárdena nos encontramos con una sorpresa:
Cabras que en principio pensamos que podían ser salvajes, pero creemos que no, porque llevaban crótalos en las orejas. Nos miraron y nos dimos prisa en marcharnos porque tenían cerca unos cabritos y nunca sabes como pueden reaccionar.
Después de dos horas de subida nos encontramos con una pista de tierra que surca la sierra, giramos a nuestra izquierda para encontrarnos con la laguna de Cárdena.
Laguna de Cárdena
Comenzamos a caminar hasta la presa de Playa, al ser una pista se avanza bastante y pronto llegamos a esta presa.
Presa de Playa
Tenemos que acercarnos a la parte trasera del muro donde hay unas escaleras y un tubo de desagüe, pasamos por aquí al otro lado de la presa.


Ahora hay que buscar senderos, tomando la roca que hay en primer plano y las montañas al fondo como referencias, caminar buscando la cuenca de la laguna de la Clara.
Aunque aquí no se distingue hay una senda muy pequeña al lado izquierdo de esta roca que es por donde hay que caminar hasta llegar a nuestro destino: la laguna de la Clara.

La laguna de la Clara

Llegó el momento de parar después de haber caminado durante tres horas. Nos dimos un baño. comimos y descansamos una hora para ponernos otra vez en marcha.

Decidimos ir hasta la presa de Puente Porto, y eso nos supuso entre la ida y la vuelta una hora más, para que luego apenas hubiera agua porque la están impermeabilizando.

Volvimos sobre nuestros pasos, pasamos las lagunas de Cárdena, la Roya, Garandones y Payón hasta aparecer en el Pico el Fraile. Detrás de las edificaciones hay una fuente, que como siga a este ritmo en agosto va a estar seca.



Comenzamos a bajar hacia el poblado de Moncabril. El camino está lleno de piedras y la bajada es costosa, porque las piernas ya no responden y hay que asegurar la pisada porque nos podemos caer.

Es un camino zigzagueante, que acaba cansando porque a veces te da la sensación de que no avanzas. 
En el recorrido nos encontramos con las antiguas instalaciones que servían para subir material a la sierra, “el plano inclinado“, antes estaba en mejores condiciones y se podía bajar por él, pero ha caído en el abandono y entre los desprendimientos y la vegetación lo han acabando cerrando en muchos tramos, por lo que no conviene usarlo.

Puente del plano inclinado

Plano inclinado

Finalmente, después de bastantes horas de caminata, llegamos a nuestro punto de partida: el poblado de Moncabril. Estuvimos unas ocho horas, contando los momentos de descanso, llegamos cansados pero a la vez satisfechos porque caminar nos gusta y más si lo hacemos por la sierra de Sanabria.






Anuncios

23 pensamientos en “CAMINATA HASTA LA LAGUNA DE LA CLARA”

  1. Dlt, fue una excursión muy buena, estoy seguro que hubieras disfrutado. El lago desde estas alturas es fantástico, así como las lagunas de origen glaciar que hay en las sierras de Segundera y Cabrera, pero como son poco accesibles o lejanas son bastante desconocidas, pero algunas son muy bellas. El plano inclinado se usaba para subir material a la sierra para construir los embalses, por eso hay bastantes lagunas que tienen muros de hormigón y estas aguas se usan para producir energía eléctrica abajo en la Central de Moncabril.Perdona, creo que me he pasado con las explicaciones.Gracias por venir.Un saludo.

    Me gusta

  2. Me ha encantado!!! Gracias por acercarnos lugares tan bellos de Sanabria…Pasar el verano allí debe ser una gozada.El baño tuvo que ser gratificante y necesario para bajar frescos… No me extraña que acabarais satisfechos, enhorabuena!Un abrazo.

    Me gusta

  3. Transi, son lugares muy bonitos, con variedad de colores, paisaje… Este verano, a diferencia de otros, estoy yendo y viniendo desde Zamora, y coincido contigo, pasar allí el verano es descansar y disfrutar del paisaje y del fresco.El agua de estas lagunas es muy fría, pero te renueva.Gracias por tu visita.Un abrazo.

    Me gusta

  4. Tu conocimiento del terreno es envidiable. La laguna clara creo que no la he visto, el resto si pero en otros tiempos.Hay que mantener la forma, los parajes se mantienen solos, de momentoGracias Valverde, un abrazo

    Me gusta

  5. Que curioso el puente inclinado. Me ha gustado todo el recorrido pero, el manto de helechos lo encuentro extraordinario por su espesor. Da gusto pasear por el monte aunque sea sentado. Bonita excursión, sin duda.Saludos.

    Me gusta

  6. Juno, llevo caminando por la sierra y alrededores desde hace unos veinte años, al principio eran trayectos cortos, a veces me perdía, pero poco a poco fuimos conociendo los lugares y los caminos.A la laguna de la Clara nos llevaron la primera vez gente que sabía ir, hemos vuelto en más ocasiones y gracias a eso sabemos ir. El resto del camino por la pista no tiene más importancia, porque hay gente que va en vehículos todorreno.Los parajes se mantienen y conservan muy bien, y desde luego hay que mantenerse en forma y caminar. Somos unos andarines.Gracias por tu comentario.Un abrazo.

    Me gusta

  7. Javier, son los restos de la instalación para subir en vagones materiales para trabajar en la sierra, pero están abandonados.La primera vez que vi la altura de los helechos quedé asombrado, había vacas y sólo se les veía la cabeza, además es un lugar con un atractivo especial.Un abrazo.

    Me gusta

  8. No conocía esta ruta, Valverde, y me ha parecido preciosa, al igual que las fotografías y vídeo con los cuales nos la has presentado.Admiro el conocimiento que tienes de la zona, y agradezco algunos puntos de referencia que dejas en tu entrada para quien se anime a hacerla.Sanabria nunca defrauda al visitante.Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  9. Carmen, no está siendo un verano caluroso y claro eso hace que haya más verdor y todavía haya flores, pero siempre sorprende ver los amarillos de los rastrojos en verano con el verde de Sanabria.Gracias por tu visita.Un saludo.

    Me gusta

  10. Hola, Marisa: es una ruta y una laguna poco conocida, como ya comento no hay un camino marcado, hay que guiarse por referencias y por sendas de los animales, pero al final la acabas encontrando.Conozco la zona porque viví allí quince años y he seguido yendo y espero seguir caminando por Sanabria.Gracias por tu comentario.Un abrazo.

    Me gusta

  11. Me encantan las fotos,todas, pero me quedo con la de las dos mochilas que parecen estar ligando o chismorreando sobre otras mochilas :DLa excursión me la apunto para cuando volvamos, que será pronto, espero. Un beso

    Me gusta

  12. Hola, Alma, bienvenida.Debo confesar que la idea de las mochilas fue de mi mujer y contrasta con el resto de fotos. Seguramente le diría una a la otra, menos mal que descansan un poco y podemos charlar.Cuando quieras, es una ruta diferente, por lo menos yo así la considero, porque tienes variedad de paisajes.Un abrazo.

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s