ARROYO DE LOS TEJOS Y LA RUTA DE LAS LAGUNAS

TEJO



El año pasado en el mes de agosto hice una entrada sobre una marcha al Arroyo de los Tejos con salida en el poblado de Moncabril, subiendo por el camino del Fraile. Hoy la salida es desde el mismo lugar pero añadiéndole la ruta de las lagunas y bajada por el camino de Cárdena.

RUTA AL ARROYO DE LOS TEJOS.
Como ya indiqué en esa entrada el Arroyo de los Tejos es un lugar poco conocido que se tarda unas dos horas aproximadamente en llegar y que ofrece una gran variedad de vegetación.




El árbol más abundante es el serbal de los cazadores, también hay algunos acebos y la joya del lugar: los tejos, árbol muy poco frecuente, está protegido, es de crecimiento lento y tiene una madera muy dura. Aquí hay algunos de gran porte y otros parecen jóvenes, lo que me lleva a pensar que en esta zona ha habido incendios y han vuelto a brotar.

Unos metros más abajo del lugar donde están las ruinas de unas instalaciones está el arroyo, que baja por una ladera bastante empinada hasta desembocar en el río Tera cerca de la Cueva de San Martín.

Volvemos por el mismo camino subiendo la rodera que nos ha conducido hasta aquí y justo en la intersección con la pista de Vega de Tera giramos a nuestra izquierda para ver la laguna de Cuadro, que no se ve desde el camino.

 Regresamos a la pista y ya desde la lejanía se puede divisar la laguna de Garandones, nos acercamos a ella y al llegar a un cruce de caminos giramos a la derecha pasando al lado del muro de la presa.

Dejamos atrás la laguna y al poco tiempo vemos una laguna más pequeña llamada la laguna de la Roya, bajamos una cuesta y podemos comenzar a ver la laguna de Cárdena.

Para bajar debemos coger el camino que sale a nuestra izquierda antes de llegar al muro de la presa y buscamos el río Cárdena, que en esta ocasión bajaba con abundante caudal. Lo cruzamos y al poco tiempo podemos ver esta panorámica.

Durante el recorrido oímos el sonido del agua del río pero normalmente no se consigue ver ya que el Cárdena baja escondido entre una vegetación abundante; sin embargo tuvimos la suerte de verlo como en esta pequeña cascada.

Después de un tramo de bajada bastante empinado nos adentramos en un lugar lleno de helechos que nos conducirá a la zona del río Segundera, después volveremos alternativamente a uno y otro río hasta llegar a nuestro destino de donde partimos al principio, el poblado de Moncabril.
Para reponer fuerzas y saciar nuestra sed, nada mejor que tomarnos unas cañas en una terraza con el lago al fondo.

 

Anuncios

16 pensamientos en “ARROYO DE LOS TEJOS Y LA RUTA DE LAS LAGUNAS”

  1. Bonita entrada, bonitas fotos, bonitas lagunas, pero… ¡qué lindas las últimas cervecitas! jejeje.La verdad es que esa zona tiene que ser preciosa y yo aún sin acercarme a ella. ¡Manda narices!Bueno, habrá que solucionarlo…Saludos!!

    Me gusta

  2. Una ruta la del Arroyo de los Tejos más que apetecible. El tejo, árbol protegido, pero también con propiedades peculiares, sus hojas son altamente nocivas por sus alcaloides tóxicos que pueden llevar incluso a la muerte. Cuando descubrí las propiedades de este árbol no dejó por menos que sorprenderme, sorpresa pareja a su belleza.En cuanto a las fotografías, hoy son espectaculares, Valverde. Me quedo con la primera que abre la entrada y con la última. La primera es un hermosísimo contrapicado sin marco que es espectacular, la última… sobran explicaciones :-)Gracias por esa ruta, Valverde, que desconocía.Un abrazo.

    Me gusta

  3. Qué gozada. Y no lo digo solo por la excursión con ese paisaje tan precioso, sino por el placer de tomarse una cerveza sin dejar de contemplar el paisaje a la vez que uno se quita la sed. Buen final.Un saludo.

    Me gusta

  4. Marisa, eso de que la primera foto es un contrapicado sin marco me ha dejado sin respuesta, lo único que hice fue colocarme debajo y disparar con la intención de que se viera la majestuosidad del tronco y del árbol y el resultado fue sorprendente. La última la tiré de forma espontánea y a mi mujer le encantó, porque rompe la seriedad y además soy sincero si digo que se estaba de maravilla con esa tranquilidad después de un día de estar por la sierra.El tejo me parece un árbol fascinante, ya me llamó la atención cuando lo vi en el Tejedelo de Requejo, y después de verlos aquí tengo una especial predilección, quizás sea por su escasez pero también por su misterio como lo que comentas del veneno, todo es venenoso excepto la cubierta roja del fruto. Un abrazo y gracias por tu comentario. Falta poco para las vacaciones, hoy para los niños y a partir del 30 de junio para nosotros.

    Me gusta

  5. Este "paseo" me recuerda mucho tanto en descripción como en vegetación y fotografías al que se puede hacer por la Sierra de Béjar.De hecho también aquí tenemos lagunas, a las cuales hay que llegar tras una caminata extenuante (por lo menos para mí) por la alta montaña. Por cierto, por aquí también se puede encontrar "serval de los cazadores", bello nombre para una planta. Al final lo que cuenta es el recuerdo, las fotografías y el buen sabor de un pincho de tortilla remojado en una cañita.Saludos

    Me gusta

  6. Carmen, seguro que en la Sierra de Béjar habrá parajes parecidos y que costará mucho llegar. Suele pasar que lo más valioso suele estar lejos y cuesta llegar hasta ello.De siempre me ha llamado la atención el nombre de el serbal de los cazadores y no digamos cuando está plagado de frutos.Gracias por tu comentario.Un saludo.

    Me gusta

  7. Se nota muchísimo que eres maestro, sabes mucho, mucho. Menudo final para celebrar una jornada tan fantástica como la que nos muestras. Está claro que somos de la misma camada senderista. Es un paraje realmente fantástico. Los tejos son árboles longevos y de porte muy singular por el oscuro color de su fronda. En mi pueblo hay tres de tamaño arbustivo y los conozco de toda la vida, no han crecido nada, yo camino de…y ellos, tan jóvenes.Anímate y consigue unos prismáticos y una guía de aves para complementar las excursiones, lo pasarás de maravilla.Saludos.

    Me gusta

  8. ¡Ja, ja, ja! Claro que sé, después de una buena marcha que mejor remate.El paraje es fantástico y además muy poco conocido.El tejo llama la atención por so color oscuro, se distinguen muy bien del resto. En cuanto a la edad no quiero ni imaginar los años que tienen algunos de los ejemplares que vimos porque eran muy esbeltos.Tienes razón en cuanto a los prismáticos y la guía, porque veo muchas aves, pero luego no sé su nombre.Gracias por tu visita y por tus aportaciones.

    Me gusta

  9. ¡Hola Valverde de Lucerna!He venido a conocer un poco tu blog, anunciado en el de Javier 16Es una ruta muy agradable la que expones en el post. Me ha llamado la atención especialmente ese riachuelo que se esconde entre las rocas, del cual se oye su rumor y que tímidamente se asoma al exterior en alguna cascada.No sé por qué, pero en esos parajes tan bellos lo único que me apetece es un gran vaso de agua fresquita de alguna fuente cercana.Bueno, misión cumplida Javier 16, ha valido la pena visitar el espacio de tu amigo Valverde.Saludos.

    Me gusta

  10. Hola, Clariana, bienvenida a este espacio.Gracias a Javier por la recomendación.Disfruto con el sonido del agua al correr y en las múltiples marchas por Sanabria, es el sonido más común y más reconfortante que te incita a la relajación y al frescor.Gracias por tu visita y por tu comentario.

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s