DIBUJOS DE TINTA DESDE COLOMBIA

No pensaba hacer ninguna entrada, pero he recibido un correo desde Colombia de un sobrino que le gusta mucho la pintura y me ha mandado tres dibujos de tinta.

CALLE DE BALBORRAZ

Esta imagen corresponde a una calle típica de Zamora que conduce a los Barrios Bajos a la orilla del río Duero, en el pasado fue habitado por judíos y por moros, todavía sus estrechas calles recuerdan épocas pasadas como la calle de los Baños o la plaza del Zumacal, o nombres tan curiosos como la calle Buscarruidos.  La calle de Balborraz sale de la Plaza Mayor y no hace tanto tiempo tenía pequeños comercios y artesanos. Había una tienda muy pequeña donde cambiábamos las novelas del oeste, las historietas del Capitán Trueno, el Jabato, Roberto Alcázar y Pedrín… Muchos nos iniciamos en la lectura con estas historias y resulta curioso comprobar que sin necesidad de que nadie nos animara, después dimos el salto a los libros más serios y mejor escritos. Hoy esta Balborraz intenta revivir, sacando a la calle sus productos de cerámica, artesanía o almoneda.

IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO

Este templo románico está en el barrio del mismo nombre, situado en los arrabales de la ciudad en la margen izquierda del río Duero, después de cruzar el puente de piedra y pasado el barrio de Cabañales.
Esta iglesia románica tiene una cruz con dos brazos horizontales, perteneció a la Orden militar del Temple. Cuando esta orden fue disuelta pasó a la Orden del Santo Sepulcro y más tarde a la Orden de San Juan de Jerusalén. Pertenece a la parroquia de San Frontis. Templo románico muy sencillo pero de gran armonía y belleza. Hace poco se han terminado unas obras de restauración y consolidación exterior, que entre otras cosas han permitido encontrar unas pinturas en las maderas del techo del templo de gran belleza y colorido, se ha eliminado una casa aneja al templo donde vivió la señora Matilde “la de las campanas”, ahora la iglesia está libre en el altozano de la plaza del barrio.

BOMBARDINO

El tercero de los dibujos, es fácilmente reconocible para los zamoranos, pues representa un personaje singular de la Semana Santa de Zamora, que sale en la procesión de las capas pardas, la más original y representativa de todas las procesiones zamoranas. Sale el miércoles santo de la iglesia de San Claudio de Olivares y recorre las calles del casco histórico, al son de la música del bombardino. Calles oscuras, en penumbra, silencio, recogimiento y música fúnebre, profunda, al pasar los cofrades envueltos en sus capas pardas, con gorros que nos impide adivinar su rostro, las gentes a su paso se van quedando en un silencio que infunde respeto y recogimiento. Semana Santa de Zamora genuina.

Además me pide que ponga un vídeo sobre el cuidado de las palomas de Villáfila, en la Tierra de Campos. parece un reportaje de oficios perdidos. Por ello, quizás merece la pena verlo porque no tardando mucho, no quedarán palomares.

Juan, espero que te guste esta entrada y un abrazo muy fuerte desde España.

Anuncios

8 pensamientos en “DIBUJOS DE TINTA DESDE COLOMBIA”

  1. Tu entrada es un verdadero viaje al mismo corazón de la "Bien Cercada".Los tres dibujos son fantásticos y, sobre todo, recrean tres motivos muy del alma zamorana. La calle de Balborraz es una de las joyas urbanas de Zamora como bien dices. Además, después del acondicionamiento que ha sufrido por parte del Ayuntamiento, estos años atrás, es una verdadera maravilla contemplar esas balconadas y su empedrado.De la Iglesia del Santo Sepulcro desconocía algunos datos que das, de los que me he impregnado con placer. me encanta el Arte.y el tercer dibujo, el del "Bombardino", conecta con el sentir zamorano, profundo, de devoción o tradición , pero en cualquier caso, auténtico. La procesión de las Capas Pardas es un viaje al Medievo, por su música, por esas capas tradicionales que pasan de padres a hijos, por su recogimiento.En definitiva, sinceramente, has hecho un tributo muy hermoso a Zamora, con tres dibujos que son tres ejes básicos de la ciudad.Mis felicitaciones al artista de tu sobrino, y a ti por el texto.El vídeo no lo puedo ver (sale en blanco), pero la Lagunas de Villafáfila y sus palomares, es otro elemento más de retroceso en el tiempo y encuentro con la tradición y folklore de esa comarca.Un abrazo, Valverde.

    Me gusta

  2. PARA MARISA: Cómo se nota que eres zamorana y vives Zamora, aunque para ello muchas veces no hace falta estar en ella. Gracias por tus comentarios.Sobre el vídeo puede ser que no tengas actualizado en flash player o algún otro plugin… Imagino que sea eso, porque yo lo veo sin problemas con dos ordenadores y navegadores diferentes.

    Me gusta

  3. El vídeo me ha encantado, a sus setenta y tantos años, hay que ver como sube Germán por el palomar! Estuve en Villafáfila hace años y me pareció ver bastantes palomares en pie, aquella visita fue especial, llegamos al amanecer, acababa de llover, esa iglesia fortificada, las lagunas… Sería una pena que este oficio y la tradición familiar se acabara con Germán. (Yo pensaba que los palomares se encontraban en mejor situación.)Me parece reconocer la calle del primer dibujo, creo que todos la hemos fotografiado… Zamora tiene muchos rincones para pintar y fotografiar. Un artículo ameno y muy bien ilustrado, enhorabuena.Un abrazo.

    Me gusta

  4. PARA TRANSI: La primera calle es Balborraz, seguro que la conoces. Es cierto, los palomares están en ruinas y nadie se preocupa de ellos, porque no dan rentabilidad. Las lagunas las he visitado el año pasado y merece la pena acercarse. Tienen un Centro de Interpretación muy acorde con el entorno y unos edificios como palomares paea observar las aves sin molestar.Gracias por tu visita.

    Me gusta

  5. Vaya artista que tenemos en la familia, aunque lo mejor es verlo en directo, tanto la Iglesia del Sepulcro, en la que yo me casé, la recuperada C/Balborraz, y sobre todo el sonido del Bombardino, que solo recordarlo se ponen los pelos de punta.

    Me gusta

  6. ok, aquí habla el autor, jejeje, no son la gran cosa, realmente los hice porque estaba probando una plumilla y unas tinta que me habían regalado pero bueno, el resultado es positivo. Lo que más me ha gustado siempre de Balborraz es una coplilla que recita mi padre o que al menos nos recitaba, ya que es en esta calle donde aprendió a tocar el saxo, afición que está ahora recuperando: "¡qué bárbaro!, ¡qué barbaridad! ¡qué barbas tiene el barbero de la barbería de Balborraz!"un abrazo para todos

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s