BRAGANZA – BRAGANÇA

Hacía más de 15 años que no visitaba esta ciudad portuguesa muy próxima a Puebla de Sanabria y una tarde de verano decidimos acercarnos porque nos decían que había cambiado mucho.
Para quien se acerque a Portugal y no haya estado nunca ojo con la hora portuguesa y los horarios de apertura y cierre tanto de los monumentos como de los comercios, precisamente el castillo o castelo nunca habíamos entrado porque siempre lo habíamos encontrado cerrado, por eso en esta ocasión adelantamos la hora de llegada y gracias a eso lo pudimos visitar.
La carrretera desde Puebla de Sanabria hasta Calabor, a pesar de que el firme es bueno y la están arreglando, es una sucesión continua de curvas, no aconsejable para los susceptibles de marearse. En la zona portuguesa la conducción es mejor pero no para tirar cohetes.
Al llegar a Braganza nos sorprendió el crecimiento de la ciudad en el extrarradio, acostumbrados a llegar al centro de la ciudad directamente nos despistaron las malas indicaciones y las nuevas construcciones, pero tomamos como referencia el castillo y allí aparecimos. Merece la pena subir a la torre del homenaje, las vistas de los alrededores son magníficas.
Visitamos después una iglesia llamada de Santa María situada al lado del castillo, muy cuidada, con un interior
que invita al recogimiento.
Por detrás de la iglesia se encuentra una de los edificos más singulares: la Domus Municipalis, data de la Edad Media y servía de lugar de reunión de los concejos de la época.
Posteriormente nos dirigimos al centro, lo encontramos más moderno y parecido a cualquier ciudad pequeña de España, abundancia de adornos vegetales y zonas ajardinadas.
La ciudad nos sorprendió por el cambio que ha dado, ha mejorado pero conservando el sabor de antes que quizás sea lo que en muchas ciudades españoles no se ha sabido hacer. En Portugal aún se respetan los jardines y plazas de antes, con suelos empedrados que siempre han sido así como sucede en la ciudadela pero no han hecho obras agresivas con el entorno.

 

Anuncios

5 pensamientos en “BRAGANZA – BRAGANÇA”

  1. Braganza ha tenido un crecimiento espectacular, casi desde el mismo momento que abrieron la autopista IP4. Afortunadamente, la zona del castillo -que se pegó más de un cañonazo con el de Puebla- y algunos barrios más siguen mereciendo la visita.Si la carretera fuese mejor sería una gran alternativa de servicios para Sanabria.

    Me gusta

  2. ¡Qué razón tienes respecto a la carretera! Pero no parece que haya voluntad de revertir la situación porque sería un gran avance tanto para Sanabria como para Braganza y el Parque de Montesinho. La pena es que es una zona olvidada y no está en la ruta de las grandes comunicaciones.

    Me gusta

  3. Hermoso paseo por Braganza del que nos haces partícipes. Hace mucho tiempo que no la visito aunque a través del vídeo que muestras observo que su encanto sigue intacto.Gracias por el viaje.Un abrazo.

    Me gusta

  4. Yo también he estado en Braganza, me gustó el contraste de calles y casas,como si cada edificio fuera a su aire sin contar para nada con el vecino. Por Alcañices hasta Braganza hay muy buena carretera, y se tarda muy poco, lo digo para la gente que le pille mejor ir por ahí, saludos.

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s